LA ROJA LLEGA CON TODO…

147

Muy entusiasmados y con casi 20 días ya en suelo colombiano, arribó a Ibagué la selección nacional chilena de patinaje de velocidad, con su frescura y alegría características, y con la meta de ser protagonistas de primer orden en los Campeonatos mundiales de velocidad, los cuales serán inaugurados el próximo viernes 5 de noviembre en la capital musical de Colombia.

Los australes decidieron venir a Colombia desde hace casi un mes, trabajaron intensamente en Medellín y sus alrededores, buscado aclimatarse y adaptarse al entorno que se vive desde ya, como preámbulo de la cita mundialista del patinaje de velocidad, según lo afirmó Gustavo Aguilera, seleccionador de La Roja. “Una de las cosas buenas de Colombia es que tienen varios tipos de pistas, entonces hemos trabajado en Envigado, en Rionegro, en el María Luisa Calle; nos ha tocado harta lluvia, eso sí, pero hemos podido zafar un poco el agua y trabajar intensamente”, dijo.

Para el seleccionador austral, la meta es poder estar en la lucha de las medallas, mantener a Chile bien representado en los campeonatos del mundo y pelear por las medallas. “Queremos estar entre los cinco primeros, tenemos con qué pelear algunas medallas y disputar un título del mundo, demostrar para lo que estos chicos se han preparado”, dijo el entrenador.

Uno de los encargados de luchar por las medallas y dejar a Chile bien representado, será el corredor Lucas Silva Santibáñez, campeón del mundo, panamericano, participante de World Games y gran figura del seleccionado austral. “La expectativa siempre será buscar a medalla, tratar de ser campeón del mundo y estar en los primeros puestos”, advirtió el también campeón juvenil, ahora en mayores.

El patinador se despidió con un pedido especial para la gente que llegará a los campeonatos del mundo, “que los disfruten, que volvió el mejor deporte de carreras, que  no se lo pierdan que nosotros daremos todo en la pista”, puntualizó Silva Santibáñez.